Perros Pequeños

Enfermedad de la Válvula Mitral (EVM)

La enfermedad de la válvula mitral (EVM) es la enfermedad cardíaca más común en perros. La enfermedad se presenta en todas las razas, aunque es más común en perros pequeños y medianos de mediana edad (4-5 años). La EVM afecta a todas las razas de perros, incluidas las razas cruzadas, sin embargo, algunas razas como Cavalier King Charles Spaniel, Poodle miniatura, Schnauzer miniatura, Chihuahua, Fox Terrier y Boston Terrier son aún más propensas a desarrollar la enfermedad.

En la EVM, la válvula mitral en el corazón se vuelve gruesa, grumosa, distorsionada y con insuficiencia. Con cada latido del corazón, la sangre es forzada a través de la válvula dañada en la dirección equivocada. Este flujo anormal de sangre puede ser escuchado por un veterinario como un soplo cardíaco cuando revisa con un estetoscopio.

Latido Normal del Corazón

Latido del Corazón con Soplo

 

¿Cómo reconozco la EVM en mi perro?

Hay dos fases distintas de la EVM; una fase larga y silenciosa donde un perro con EVM no muestra síntomas externos de que haya un problema (la fase asintomática) y una fase más corta donde el corazón no puede soportar el esfuerzo y los perros muestran síntomas de su enfermedad cardíaca (fase de insuficiencia cardíaca).

EVM Asintomática

Un perro con EVM asintomática aparecerá exteriormente sano y no tendrá síntomas visibles que indiquen un problema. El único síntoma que será detectable por un veterinario en esta etapa es un soplo cardíaco. La EVM es una enfermedad lentamente progresiva que empeora con el tiempo. Un perro con EVM puede vivir muchos años sin tener ningún síntoma aparte de un soplo.

La regurgitación puede empeorar con el tiempo y, a medida que fluye más sangre de manera incorrecta a través del corazón, el soplo se hace más fuerte y el corazón se ve sometido a un mayor esfuerzo. Para compensarlo, el corazón se agranda y bombea con más fuerza. Finalmente, llega un momento en que el corazón no puede soportar la tensión adicional y no puede bombear suficiente sangre a todo el cuerpo. Esto se conoce como insuficiencia cardíaca.

Insuficiencia cardíaca

Los síntomas de la insuficiencia cardíaca pueden ser inicialmente muy sutiles. Sin embargo, a medida que la enfermedad empeora, los síntomas se vuelven más graves ya que la función del corazón se deteriora.

Los síntomas de la insuficiencia cardíaca incluyen:

  • Aumento de la frecuencia respiratoria
  • Dificultad para respirar
  • Cansancio
  • Dificultad para hacer ejercicio
  • Tos
  • Desmayo/colapso

No todos los perros con EVM desarrollan insuficiencia cardíaca.

Los perros con EVM que tienen insuficiencia cardíaca son aquellos cuyo corazón se ha agrandado como consecuencia de su enfermedad. Por lo general, los perros con EVM y un corazón agrandado desarrollarán insuficiencia cardíaca dentro de 2 años.1

¿Cómo diagnostica la EVM mi veterinario?

Cocker-poo with vet

Examen médico

Cuando su veterinario examina a su perro, puede encontrar signos relacionados con enfermedades del corazón. Escuchar el corazón de su perro con un estetoscopio permitirá que un veterinario detecte un soplo y pueda recomendarle pruebas adicionales para determinar si su perro tiene el corazón agrandado.

Hay dos pruebas que su veterinario puede usar para determinar si un perro con EVM tiene un corazón agrandado:

Rayos X

Una radiografía de tórax permite al veterinario evaluar el tamaño total del corazón, así como verificar la acumulación de líquido en los pulmones. El líquido en los pulmones indicaría la presencia de insuficiencia cardíaca.

Ultrasonido

Un ultrasonido del corazón permite que un veterinario visualice y evalúe el interior del corazón, lo que le permite tomar medidas para evaluar el tamaño del corazón.

¿Por qué necesito saber si el corazón de mi perro está agrandado?

Es muy importante descubrir si su perro tiene un corazón agrandado, ya que le permitirá a su veterinario:

  • Identificar si su perro se beneficiaría con el tratamiento
  • Proporcionarle un pronóstico preciso
  • Monitorear la progresión de la enfermedad de su perro

Ambas pruebas pueden utilizarse para determinar si un corazón está agrandado; su veterinario discutirá con usted qué pruebas son las correctas para su perro.

Ninguna de las dos pruebas es dolorosa, pero pueden requerir que su perro vaya a la consulta por unas horas o que vea a un especialista del corazón. Si su perro tiene una radiografía o una ecografía y su corazón tiene un tamaño normal, es una buena señal. Esto significa que su perro tiene un menor riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca de forma inminente.

Sin embargo, es importante recordar que la EVM es una enfermedad que empeora con el tiempo. Por lo tanto, incluso si el corazón de su perro aún no está agrandado, es probable que su veterinario le recomiende que le hagan estas pruebas cada 6 a 12 meses para monitorear cómo está progresando su enfermedad cardíaca.

Para obtener más información acerca de la EVM, o si cree que su perro tiene un soplo cardíaco, por favor hable con su veterinario.

1 Boswood A et al. Effect of Pimobendan in Dogs with Preclinical Myxomatous Mitral Valve Disease and Cardiomegaly: The EPIC Study—A Randomized Clinical Trial. Journal of Veterinary Internal Medicine 2016;30:1765-1779.